¿Qué son? Las instrucciones previas o voluntades anticipadas son las instrucciones que una persona mayor de edad, capaz y libre, manifiesta anticipadamente su voluntad, con objeto de que ésta se cumpla en el momento en que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarlos personalmente, sobre los cuidados y el tratamiento de su salud o, una vez llegado el fallecimiento, sobre el destino de su cuerpo o de los órganos del mismo. El otorgante del documento puede designar, además, un representante para que, llegado el caso, sirva como interlocutor suyo con el médico o el equipo sanitario para procurar el cumplimiento de las instrucciones previas.

¿Cómo se constituyen? Se constituyen mediante documento de una persona mayor de edad y capaz, que libremente manifiesta las instrucciones sobre los cuidados y el tratamiento de su salud, o una vez fallecida, el destino de su cuerpo y de sus órganos o tejidos, que deberán tenerse en cuenta cuando se encuentre en una situación cuyas circunstancias no le permitan expresar libremente su voluntad.

¿Qué puedo expresar en el documento?
1) Las instrucciones y opciones que deberá respetar el personal sanitario que atienda al otorgante sobre los cuidados y el tratamiento de su salud.
2) Las instrucciones respecto al destino de su cuerpo y a la donación de órganos y tejidos.
3) Las indicaciones de naturaleza ética, moral o religiosa que expresen sus objetivos vitales y valores personales para que orienten a los profesionales médicos en la toma de decisiones clínicas.
4) La designación de uno o varios representantes que actuarán como interlocutores de las instrucciones y valores manifestados ante el médico o el equipo sanitario.

¿Quién puede hacerlas? Sólo personas mayores de edad y con capacidad de obrar. Los menores de edad, aunque estén emancipados, no pueden otorgar este documento
.
¿Cuáles son los límites? No podrán incluirse manifestaciones que sean contrarias al ordenamiento jurídico, tampoco aquellas que no se ajusten a la buena práctica clínica ( lex artis) ni las que no se correspondan exactamente con el supuesto de hecho que se hubiera previsto al otorgarlas.

¿Hay modelos para su redacción? Hay modelos no obligatorios que servirán al otorgante para orientarle en su manifestación ante testigos o ante el funcionario encargado del Registro.

Procedimiento de formalización de las Voluntades Anticipadas.

Las Comunidades Autónomas tienen, en sus páginas web correspondientes, la información concreta sobre el procedimiento de la formalización y registro de las Voluntades Anticipadas. Con carácter general, podemos determinar que la manifestación de las voluntades anticipadas debe formalizarse por escrito y, a elección del otorgante, ante las siguientes personas:
a) Notario
b) Funcionario encargado del Registro correspondiente
c) Tres testigos
Pueden ser testigos las personas mayores de edad con plena capacidad de obrar y no vinculadas con el otorgante por matrimonio, o relación análoga, parentesco hasta el segundo grado por consanguinidad o afinidad o relación laboral, patrimonial o de servicios.